¿Para qué me sirve contratar un seguro?

En la vida existen muchos riesgos para la vida misma e incluso para los bienes materiales, es por ello que los seguros en la actualidad son parte esencial de la cotidianidad y cada día son más contratados.

Las personas contratan a una empresa de seguro, la cual se compromete a responder por ciertos daños causados a la salud, a la casa, al carro, dependiendo de los parámetros establecidos en el contrato.

La idea y utilidad de contratar un seguro es que se disminuyan las incertidumbres principalmente económicas, esto puede ser a corto y largo plazo. La persona que desea contratar este tipo de financiamiento está comprometida a periódicamente pagar una suma de dinero para usarla bajo alguna eventualidad.

Tipos de seguros

Existen diversos tipos de seguros que las personas pueden contratar de acuerdo a lo que deseen salvaguardar en un futuro cercano o lejano. Estos deben ser acordes al presupuesto de la persona así como a sus necesidades.

Automotriz: estos serán los que se encarguen exclusivamente del vehículo, por pérdida total por un accidente, robo o similares o también por daños parciales como un choque leve.

Seguro de incendio: en la actualidad este tipo de seguro ha tomado gran fuerza y valor. Pues son muchos los accidentes que ocurren producto del fuego. Este seguro podría llegar a cubrir todo un edificio, una empresa u otros, más lo que allí adentro se encuentre, además, suele ser uno de los más económicos.

De vida: este es uno de los que más se contrata, pues la vida tiene gran valor, pero no solo eso, la idea de este es que cuando la persona muera la familia quedará protegida por ese seguro, es decir, el dinero pasará a los miembros de la familia.

Ahorro: también hay aquellos seguros que sirven como una manera de ahorrar para retirarlos cuando el asegurado llegue a cierta edad, este tiene una fecha de expiración y es posible recibir el total establecido en el contrato.

Mixto: este seguro es útil debido a que ofrece pagar a los beneficiarios una suma de dinero cuando la persona que contrato el seguro muere, pero también si esta sigue viva a cierta edad, entonces podrá solicitar ese dinero.

Fúnebre: este tal y como su nombre lo indica es para costear los gastos fúnebres de la persona que contrato dicho seguro y para sus familiares incluidos en el contrato. Este es de mucho beneficio debido a que al momento de ocurrir la muerte los gastos son muy elevados, pero si se tiene contratado el servicio fúnebre todo transcurre de forma más amena.

Beneficios de contratar un seguro

Como se ha podido observar a lo largo de este artículo, si contratas un servicio de seguro, para cualquiera de sus ramas, estarás disminuyendo tu incertidumbre. Sabrás que si ocurre un accidente tú familia o tus bienes estarán a salvo de alguna forma.

  • Tu familia tendrá gran seguridad económica
  • Tu estarás protegido al momento de sufrir un accidente, como quedar inválido o perder algún miembro
  • Sí te enfermas seguirás recibiendo una suma de dinero que te permita cubrir tus necesidades
  • Puedes disminuir las posibilidades de ser embargado por deudas e impuesto
  • Estos seguros son adaptables a tus necesidades

Cada uno de los seguros mencionados dispone de alguna característica peculiar, pero todos ellos realizarán el cobro de una cantidad de forma periódica, muchas veces es mensual a través del pago de la nómina.

Además, las empresas están obligadas a tener asegurados a sus empleados, por lo que si eres trabajador seguramente cuentas con algún tipo de seguro. Sin embargo, estos tienen que ver con seguros de salud, pero no incluyen, en su mayoría, servicios fúnebres, automovilísticos u otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *