Como desarrollar habilidades para tener las competencias del trabajo del futuro.

La manera en que los humanos descubren nuevas opciones todos los días nos recuerda recientemente que la evolución de la tecnología nos obliga a ser inteligentes y a desarrollar habilidades para tener las competencias del trabajo del futuro. Las tecnologías están revolucionando nuestro entorno laboral y nos impulsan a desarrollar nuevas habilidades.

Muchas perspectivas alimentan el debate y destacan las habilidades que marcarán la diferencia en el mercado laboral del mañana. ¿Cuáles son las evoluciones en habilidades distintivas? ¿Cuáles deberían ser las prioridades en términos de desarrollo de habilidades?

Ser competente en su trabajo requiere una combinación inteligente de habilidades para tener las competencias del trabajo del futuro, de comportamiento conocidas como habilidades blandas y del sector, que significan el dominio de problemas y la cultura del sector en el que opera.

¿Cuáles son las habilidades para tener las competencias del trabajo del futuro?

1.      Colaboración remota:

En organizaciones cada vez más reticulares donde los equipos son polimórficos, en evolución, remotos y en ocasiones multiculturales, donde las comunidades virtuales y las redes sociales tienen prioridad sobre las organizaciones verticales, saber colaborar y cooperar de forma remota será clave. Esto se explica por una gran cualidad relacional, como escuchar, compartir, empatía, comunicación interpersonal, poder conectar con los demás y establecer relaciones ricas y sinceras.

Esto supone un gran conocimiento de uno mismo y de las diferencias de perfiles psicológicos que se pueden encontrar. El dominio de las herramientas de colaboración remota, sincrónicas como los chats, videoconferencias, reuniones virtuales y las asincrónicas como los foros o e-portfolios.

El dominio de varios idiomas, incluido un perfecto dominio de su lengua materna y el inglés, así como la sensibilidad a las diferencias multiculturales, son habilidades para tener las competencias del trabajo del futuro.

2.      Comunicación mediante tecnología digital:

Cuando pensamos en digital, pensamos más en herramientas y medios como YouTube, Twitter o Instagram que, en lo que hacemos allí. Y es cierto que dominar las herramientas es importante, pero eso no es suficiente, lo que llamamos alfabetización digital involucra 3 habilidades para tener las competencias del trabajo del futuro que, son complementarias:

  • Buscar, acceder, filtrar y sintetizar información relevante de manera crítica y sistemática.
  • Generar su propio contenido que represente un valor agregado real para otros más allá del simple intercambio. Eso supone desarrollar un pensamiento crítico que permita construir conceptos y dar rumbo.
  • Producir y distribuir contenido multimedia adaptado como blog, videocasts o slideshares.

3.      Agilidad y adaptación:

La fragmentación de las trayectorias profesionales nos empujará a desarrollar la transversalidad en términos de experiencia y conocimientos. Tendrá que adaptarnos a diversos desarrollos, su agilidad y su capacidad para liderar el cambio serán un factor clave de éxito.

Esto implica desarrollar gran tolerancia a la incertidumbre y las nuevas ideas, su conocimiento en varias disciplinas y una gran propensión a cambiar continuamente.

4.      Creatividad y sentido de la innovación:

La creatividad es la capacidad de aportar una nueva perspectiva a nuevas preguntas, por un lado, una gran apertura a nuevas formas de ideas y experiencias ya sean culturales, artísticas o profesionales Dominando las herramientas que promueven la creatividad, bien sea individual o colectiva, a través del cuestionamiento, la experimentación, entre otros.

Finalmente, por un entorno propicio para traer nuevas ideas y dedicarles tiempo, es una manera fundamental de desarrollar habilidades para tener las competencias del trabajo del futuro.

5.      Iniciativa y espíritu emprendedor:

Más que nunca, lo que hagas dependerá de ti., la libertad de emprender, interna o externamente, nunca ha sido mayor.

La mejor fuerza impulsora detrás de su acción es la pasión, identificar lo que te emociona y orientarte en las actividades relacionadas con ello será la mejor garantía de éxito. De igual manera la capacidad para tomar riesgos y gestionar proyectos para lograr sus objetivos.

6.      Organice de manera eficaz:

La multiplicidad de intercambios a veces estériles, la creciente masa de información, la llamada a las distracciones y la diversidad de proyectos a realizar en paralelo nos obligarán a desarrollar habilidades para tener las competencias del trabajo del futuro y una gran productividad personal para poder lograr nuestros objetivos. En particular en 3 puntos:

  • El tiempo seguirá siendo un recurso escaso. Donde todos deben dominar las buenas prácticas en términos de gestión de tiempos y prioridades.
  • La gestión de su entorno de trabajo bien sea a distancia o en la oficina, física o virtual, debe permitir que todos tengan un acceso efectivo a todos los temas de actualidad.
  • Aproveche la oportunidad de automatizar las tareas de rutina utilizando las diversas aplicaciones que ofrece o desarrolla. Por tanto, la codificación debería formar parte de las habilidades básicas que todo el mundo debería dominar.

7.      Aprende a aprender:

Es importante tener una visión de la capacitación permanente, cada uno de nosotros tendrá que dedicar al menos el 20% de nuestro tiempo a renovar nuestras habilidades para tener las competencias del trabajo del futuro y seguir siendo empleables, esforzándonos por mantenerlas.

Lo que es requerido por la evolución del mercado laboral. Para ello, debemos desarrollar una cultura de autoformación y definir nuestra estrategia de aprendizaje en nuestro ecosistema, es decir las empresas, las redes, las escuelas y comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *